¿Llegan los primeros rayos de sol? ¿El tiempo es cada vez más cálido? La sombrilla es una pieza esencial del mobiliario de exterior para las cenas, las reuniones con amigos en el jardín o las largas sesiones de trabajo en el patio.

Sin embargo, con el tiempo, las sombrillas se ensucian, y el tejido puede enmohecerse si no se guarda adecuadamente. Asegúrese de limpiar su sombrilla todos los años, y especialmente antes de guardarla para el invierno. Saque la manguera y podrá divertirse en un día soleado en el jardín o el patio de su casa.

Independientemente del diseño que tenga, ya sea un parasol voladizo o una sombrilla parasol, es necesario un mantenimiento regular para conservarlo en buen estado durante todo el periodo de su uso. La sombrilla debe cuidarse de la cabeza a los pies.

Sin embargo, le animamos a que concentre sus esfuerzos en la tela.

La tela de su sombrilla, que puede ser más ancho o más estrecho en función de sus necesidades, puede dañarse más rápidamente que la base y el mástil porque es menos resistente a la exposición a los rayos UV, la luna, el viento, la lluvia y el granizo.

A continuación le ofrecemos algunos consejos y trucos fáciles para realizar el mantenimiento en pocos minutos y permanecer siempre seguro en la sombra.

 

Estos son los pasos :

✓ Empiece por eliminar la suciedad, el polvo negro y el moho que se hayan acumulado en la sombrilla utilizando un aspirador o un cepillo suave.

✓ Una vez completado este primer paso, es muy recomendable que traiga un paño y un cubo de agua jabonosa, así como guantes para protegerse las manos.

 

¿Cómo limpiar la base de la sombrilla?

➤ Las soluciones existentes para limpiar la base de plástico de una sombrilla son sencillas. Depende de usted elegir el producto adecuado en la tienda: bicarbonato sódico, vinagre blanco, lejía o agua jabonosa. Es importante tener cuidado de limpiar toda la superficie y la zona de la base.

➤ Cuando limpie una base de parasol de piedra, le desaconsejamos encarecidamente el uso de productos químicos como los antical, ya que pueden decolorar la piedra.

Le aconsejamos que identifique el material de su sombrilla para hacer la mejor elección para su limpieza. Algunos materiales tienen características físicas y técnicas muy específicas.

 

¿Cómo se limpia el mástil de la sombrilla?

Es importante tener cuidado de limpiar toda la superficie y la zona del mástil. Si la estructura es de aluminio reforzado, puede utilizar la misma mezcla que para la base de su sombrilla parasol.

Si la estructura de su sombrilla es de madera, empiece limpiándola con una esponja, un paño o un cepillo duro y jabón. Para finalizar la limpieza, le aconsejamos que aplique un aceite especial para madera para preservar su aspecto.

 

¿Cómo se limpia la tela de la sombrilla?

La tela es sin duda el elemento más complicado de limpiar, pero no se preocupe, estamos aquí para guiarle. Utilizar las técnicas de limpieza adecuadas es crucial para evitar dañar el tejido.

Si va a cenar al aire libre o utiliza su sombrilla con regularidad, es importante limpiarla una vez al año para eliminar cualquier suciedad o mancha. Antes de empezar a limpiarla, tenga en cuenta el tipo de tejido: poliéster, olefina o acrílico.

Es importante tener cuidado de limpiar toda la superficie y la zona del toldo. No olvide retirar la tela de su marco. Para eliminar la mayoría de las manchas, puede bastar con una simple limpieza con un cepillo suave. A continuación, tiene dos opciones.

 

➤ Si lo desea, puede lavar su tela de poliéster en una lavadora.

Para lavar la tela de poliéster de su sombrilla  Belveo en la lavadora, cierre primero todas las cremalleras. Lave la tela en agua fría en ciclo delicado con una cantidad normal de detergente suave. Para las manchas de moho persistentes, añada 6 cl de lejía. Déjela secar al aire.

➤ Para una limpieza ecológica, tendrá que preparar una solución de 1 litro de agua tibia y cristales de sosa o vinagre blanco.

Coja un cepillo suave de su elección, empápelo en la mezcla y aplíquela por todo el tejido. Aclare con una esponja de agua clara y un chorro de agua y deje secar antes de cerrar.

 

En ambos casos, recuerde limpiar las costuras y las esquinas de la sombrilla.

Si tras varios intentos de lavar la sombrilla sigue sin poder deshacerse de una mancha persistente, le recomendamos que aplique un quitamanchas especial para textiles antes de limpiarla con agua y jabón.

Si la mancha persiste, parece aconsejable cambiar simplemente la tela.

 

 ¿Cómo evitar que el toldo se dañe?

En primer lugar, le recomendamos que tenga siempre cuidado de seguir el tratamiento dedicado.

En segundo lugar, le animamos a adoptar una serie de hábitos de mantenimiento para evitar la aparición de moho en él tejido o la deformación de su mobiliario y para que le proporcione la mejor protección contra el sol.

No guarde nunca la sombrilla mientras esté mojada. Deje secar la sombrilla al aire libre en el patio de su casa antes de plegarla o guardarla en una funda limpia y seca.

Le recomendamos que compruebe que no hay animales vivos en la funda antes de guardarla para que tenga una buena vida útil.

Es preferible guardar la sombrilla durante el invierno, para no debilitarla con el frío, en un lugar seco donde el aire circule abundantemente. Recuerde también impermeabilizar la funda de su sombrilla para protegerla de la intemperie.

 

Le sugerimos dos soluciones de limpieza eficaces si alguna vez se encuentra en una situación en la que el moho, el polvo negro o las manchas de humedad ya se han incrustado en la lona.

✓ La primera consiste en frotar las manchas con su mezcla de bicarbonato sódico. A continuación, lave la lona de poliéster con detergente de resina de pino o detergente líquido.

✓ La segunda solución es limpiar la lona con una mezcla de 60 ml de jabón y una taza de lejía. Es importante utilizar lejía sólo si la tela es blanca. A continuación, puede aclarar bien la lona con una manguera y dejarla secar al aire libre en el jardín o el patio de casa.

 

En conclusión, es muy importante limpiar su sombrilla, pero tenga en cuenta que los lavados frecuentes pueden opacar los colores del toldo y dañarlo.

Un lavado al año puede ser más que suficiente para mantener su producto en perfectas condiciones. Recuerde protegerse antes de empezar a lavar, ya que algunos productos pueden ser corrosivos o irritantes.

Ahora que ya ha pasado el frío, los días soleados están a la vuelta de la esquina, ¡saque la sombrilla del jardín y disfrute!

Esperamos que estos sencillos consejos le resulten útiles, ¡manténgase a salvo en la sombra! Ya puede permitirse largas cenas y picnics veraniegos en los cojines del jardín.

05 julio 2023 — Inas El Jamali